Cómo el brote de COVID-19 puede afectar el lugar de trabajo

Similar a otros virus de la influenza, el SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, tiene el potencial de causar extensos brotes. Bajo condiciones asociadas con un extenso brote de persona a persona, múltiples áreas de un mismo país pueden verse impactadas al mismo tiempo. Sin la presencia de una vacuna, un brote puede extenderse en el tiempo. Como resultado, los centros de trabajo pueden sufrir lo siguiente:

  • Ausentismo: por trabajadores que se encuentran enfermos o están cuidando a familiares infectados.
  • Cambios en los patrones de comercio: la demanda de artículos relacionados a la prevención de infecciones aumentará significativamente, mientras que el interés en otros productos declinará. También cambiarán sus horarios de compras para tratar de evitar las horas de mayor congestión en los supermercados.
  • Interrupción de los envíos: los cargamentos de zonas afectadas por COVID-19 podrían demorarse o ser cancelados sin notificación.

 

Pasos que todo empleador puede tomar para reducir el riesgo de exposición de sus trabajadores al SARS-CoV-2

 

    1. Desarrollar una preparación ante enfermedades contagiosas y un plan de respuesta

Debemos estar alertas a las recomendaciones de las autoridades de salud nacional, locales y municipales y considerar como incorporar esas recomendaciones y recursos en nuestros planes específicos de la organización.

Los planes deben considerar la realidad de cada puesto de trabajo y sus riesgos asociados y pueden incluir:

  • Donde, cómo y a qué fuentes de SARS-CoV-2 los trabajadores podrían estar expuestos, incluyendo:
    • El público en general, clientes y compañeros de trabajo
    • Personas enfermas y aquellas con riesgo especialmente alto de infección (ejemplo: trabajadores que viajan fuera del país o han estado en locaciones con brotes del virus)
  • Factores de riesgo no ocupacional en casa y en la comunidad.
  • Factores de riesgo personal (edad avanzada, presencia de enfermedades crónicas o embarazos).
  • Controles necesarios para atender dichos riesgos.

 

   2. Prepararse para implementar medidas básicas de prevención de infecciones

Todos los trabajadores deben implementar practicas de higiene y control, que pueden incluir:

  • Promover el lavado de manos frecuente, incluyendo lugares habilitados para que los trabajadores, clientes o proveedores puedan lavarse las manos. Si no se cuenta con agua y jabón, disponer de geles a base de alcohol con un contenido mínimo del 60%.
  • Alentar a los trabajadores enfermos a permanecer en casa.
  • Alentar medidas de cuidado al estornudar o toser (como cubrirse con el antebrazo)
  • Proveer al público y a los clientes con pañuelos descartables y tachos de basura.
  • Los empleadores deben evaluar implementar políticas y prácticas de trabajo flexible y horarios flexibles de trabajo, para incrementar la distancia entre los trabajadores.
  • Desalentar a los trabajadores de usar los teléfonos, escritorios, oficinas y otras herramientas de sus compañeros.
  • Mantener la limpieza en el hogar, incluyendo limpieza de rutina y desinfección de superficies.

 

   3. Desarrollar políticas y procedimientos para una rápida identificación y aislamiento de las personas enfermas.

  • La identificación temprana y el aislamiento de personas potencialmente infectadas es un paso crítico para proteger a los trabajadores, clientes, visitantes y a otros en general.
  • Los empleadores deben promover entre los trabajadores la auto-vigilancia de signos y síntomas de COVID-19 si es que tienen sospechas de haber estado expuestos.
  • Se debe implementar políticas y procedimientos para que los trabajadores reporten cuando estén enfermos o experimentando síntomas de COVID-19.
  • Cuando sea apropiado, se puede desarrollar políticas y procedimientos para aislar inmediatamente a quienes tengan signos o síntomas de COVID-19, y entrenar a los trabajadores para implementarlas. Aunque la mayoría de las empresas no tienen cuartos específicos para el aislamiento, se puede designar áreas con puertas cerradas hasta que las personas potencialmente enfermas puedan ser trasladadas a instalaciones más adecuadas.
  • Proveer mascarillas respiratorias para controlar los fluidos nasales y bucales. Pedir a los trabajadores que las usen. Las máscaras respiratorias no deben ser confundidas con los EPP’s, las mascarillas actúan conteniendo secreciones potencialmente infectadas.
  • Restringir el número de personas que entran en las zonas de aislamiento.
  • Proteger a las personas que tienen contacto frecuente o cercano con una persona enferma. Se puede considerar agregar controles adicionales de ingeniería o administrativos.

 

4. Desarrollar, implementar y comunicar las medidas de control y los permisos laborales.

  • Insistir con las personas enfermas que permanezcan en casa.
  • Garantizar que los permisos por enfermedad sean flexibles y consistentes con lo indicado por las autoridades sanitarias.
  • Comunicar a los proveedores intensivos en mano de obra la importancia que las personas enfermas permanezcan en casa.
  • No solicitar constancias médicas a los trabajadores enfermos, dado que los médicos estarán copados de trabajo atendiendo casos más graves en los hospitales y clínicas.
  • Mantener condiciones flexibles para que los trabajadores puedan estar en casa cuidando a familiares o niños enfermos.
  • Estar al tanto de las preocupaciones de los trabajadores sobre pagos, permisos, seguridad, salud y otros temas que surgen durante los brotes de enfermedades contagiosas.

 

5. Implementar controles en el centro de trabajo

Para el control del brote de COVID-19 la jerarquía de controles empleada por los profesionales de seguridad y salud en el trabajo es una manera eficaz de controlar posibles exposiciones.

    Controles de ingeniería:

  • Instalar filtros de aire de alta eficiencia.
  • Incrementar el índice de ventilación en el ambiente de trabajo
  • Instalar barreras físicas, como cortinas de plástico.
  • Instalar ventanillas únicas para la atención de clientes.

 

    Controles administrativos:

  • Enfatizar con los trabajadores enfermos que permanezcan en casa.
  • Minimizar el contacto entre trabajadores, clientes y compradores reemplazando las reuniones por conferencias virtuales.
  • Establecer turnos alternativos para minimizar la cantidad de trabajadores en horarios específicos. Ello les permitirá mantener distancia y cumplir con sus horarios semanales.
  • Actualizar los planes de emergencias, incluyendo foros para responder a las preocupaciones de los trabajadores y comunicación a través de internet.
  • Proveer a los trabajadores con información relevante y actualizada sobre los factores de riesgo de COVID-19 y comportamientos de protección.
  • Entrenar a los trabajadores en el uso correcto de los equipos de protección. Los materiales de entrenamiento deben ser fáciles de entender.

 

    Prácticas seguras de trabajo:

  • Proveer recursos y ambientes de trabajo que promuevan la higiene personal.
  • Requerir el lavado frecuente de manos y/o uso de alcohol en gel con una concentración mínima del 60%.
  • Colocar avisos de la importancia del lavado de manos en los baños.

 

Equipos de Protección Personal (EPP)

Los controles de ingeniería y los administrativos son considerados los más efectivos en minimizar la exposición al SARS-CoV-2. Los EPP también pueden ser necesarios para prevenir ciertas exposiciones. Su correcto uso ayuda en prevenir ciertas exposiciones, sin embargo, no deben ser la única medida de control a considerar.

Ejemplos de EPP incluyen: guantes, lentes, escudos faciales, mascarillas y protectores respiratorios. Durante el brote de una enfermedad infecciosa como COVID-19, las recomendaciones para el uso de EPP’s específicos puede cambiar dependiendo del trabajo que se realiza, la zona geográfica, evaluaciones actualizadas de los riesgos para los trabajadores y la información sobre la eficacia de los EPP’s en prevenir el contagio de COVID-19. Es responsabilidad de los trabajadores el conocer esta información.

Referencia: Guidance on Preparing Workplaces for COVID-19 OSHA 3990-03 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 5 =