Gestión de riesgos para la seguridad y salud en el trabajo (Teletrabajo y Trabajo Remoto)

Dada la actual coyuntura, que ha generado la necesidad de que muchas empresas determinen que sus trabajadores realicen sus actividades laborales desde sus domicilios, queremos compartir algunos criterios a tener en cuenta en relación a la gestión de los riesgos laborales.

Si bien es cierto que puede existir diferencias en la responsabilidad legal por la seguridad de los trabajadores en las modalidades de Teletrabajo y de Trabajo Remoto (ver aquí), la gestión de los riesgos es una herramienta que ayudará a la prevención de accidentes y enfermedades ocupacionales.

Tener en cuenta que los criterios que se establecen pueden inicialmente realizarse por el propio trabajador, sin embargo, deben ser validados por especialistas en cuanto sea posible y pertinente.

Identificar y evaluar aspectos de riesgos físicos, posturas, fatiga visual y disconfort, etc. según lo siguiente:

 

Considerar riesgos asociados al uso de equipos eléctricos y sus controles

  • no sobrecargar los tomacorrientes, no usar múltiples.
  • verificar que los cables estén en buen estado,
  • apagar y desconectar los equipos cuando no se usen,
  • controlar que los equipos no se sobrecalienten,
  • no tener líquidos (bebidas o agua) junto a los equipos,
  • en lo posible tener un extinguidor (polvo químico seco) disponible.

 

Uso de PC o laptop, dependiendo del tiempo de uso y tamaño de la pantalla considerar

  • Menos de 2 horas de uso, no requiere medidas particulares de control
  • Entre 2 y 4 horas de uso, soporte para elevar pantalla (puede usar algún libro como apoyo).
  • Más de 4 horas de uso, soporte para elevar pantalla, teclado y mouse independiente, pantalla de más de 14 pulgadas, considerar el uso de la pantalla de un Smart TV.
  • La distancia a la pantalla debe ser mayor a 40 cm.

 

Mesa de trabajo, considerar:

  • Que las aristas y esquinas del mobiliario sean redondeadas.
  • Que la superficie de trabajo sea poco reflectante.
  • Que el espacio y superficie de trabajo permita adoptar una postura cómoda y colocación de la pantalla, teclado, documentos y material accesorio.

 

Silla de trabajo, considerar

  • Que la silla de trabajo permita tener una posición estable (exenta de desplazamientos involuntarios, balanceos, riesgos de caídas).
  • Que el diseño de la silla permita libertad de movimientos y una postura confortable.
  • Que sea regulable la altura del asiento.
  • Que el respaldo sea reclinable.
  • Que se pueda ajustar la altura del respaldo.
  • Considere uso de cojín o manta para adecuarse

 

Iluminación, considerar

La iluminación general es adecuada.

  • Baja: Ausencia de luz natural o deficiencia de luz artificial con sombras evidentes y dificultad para leer.
  • Media: Percepción de algunas sombras el ejecutar una actividad (escribir)
  • Alta: Ausencia de sombras
  • No existen deslumbramientos ni reflejos molestos en la pantalla, ni en el teclado, ni en la superficie de trabajo.
  • Reubicar la pantalla o ajustar la inclinación o giro de forma que se eviten reflejos provocados por la iluminación natural.

 

Estantes y zona de trabajo, considerar

  • Los estantes están suficientemente estabilizados.
  • Las zonas de paso, salidas y vías de circulación de los lugares de trabajo y, en especial, las salidas y vías de circulación previstas para la evacuación en caso de emergencia, están libres de obstáculos y elementos que pueden provocar caídas al mismo nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 3 =