Riesgos asociados a la manipulación manual de cargas en el trabajo

El traslado de cargas manual como actividad laboral representa una de las formas de trabajo más antiguas y de mayor frecuencia. Levantar, trasladar y ubicar objetos grandes o pesados en forma incorrecta puede afectar tanto la columna vertebral, la musculatura adyacente y articulaciones, llegando incluso a inhabilitar a una persona para continuar sus tareas si no se cuida o recibe una atención médica oportuna.

 

Las lesiones ocasionadas por un manejo incorrecto de cargas mayormente se localizan en las extremidades y en la columna vertebral y músculos adyacentes, especialmente a nivel de la región lumbar. La elevación y soporte de cargas con la espalda inclinada somete a los discos invertebrales no solo a compresión, sino también a esfuerzos deformantes para los que no están preparados.

 

¿Cómo puede afectar la manipulación manual de cargas a la salud de los trabajadores?

La manipulación manual de cargas puede causar:

  • Trastornos acumulativos debido al progresivo deterioro del sistema musculoesquelético por la realización continua de actividades de levantamiento y manipulación de cargas, por ejemplo, dolores dorsolumbares.
  • Traumatismos agudos como cortes o fracturas debidas a accidentes

 

El esfuerzo humano, tanto de forma directa (levantamiento, colocación), como de manera indirecta (desplazamiento, empuje, tracción) es la clave de la manipulación manual de cargas.

Para entender la importancia del esfuerzo, es muy importante apuntar que, por ejemplo, transportar o mantener la carga alzada sí se considera manipulación manual de cargas y la aplicación de fuerzas como el movimiento de una manivela o una palanca de mandos no es considerado manipulación manual de cargas.

Teniendo en cuenta estos aspectos, a la hora de manipular manualmente una carga es muy importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El peso de la carga a manipular. En condiciones ideales y perfectas para la manipulación, es decir con una postura ideal para el manejo, una sujeción firme del objeto con una posición neutral de la muñeca, levantamientos suaves y espaciados y condiciones ambientales favorables, el peso de la carga no debería exceder los 25 kg. Si los trabajadores que van a manipular la carga son mujeres, empleados jóvenes o mayores, o simplemente se busca proteger a un determinado segmento de población, no se deberían manejar cargas superiores a 15 kg.
  • La posición de la carga con respecto al cuerpo. Además del peso, un factor fundamental que aumenta los riesgos ergonómicos por manipulación manual de cargas es el alejamiento de la propia carga respecto al centro de gravedad del cuerpo. En la posición de la carga con respecto al cuerpo influyen dos aspectos: la distancia horizontal (H) y la distancia vertical (V).

 

Factores de riesgo

Factores de riesgo en función de las características de la carga: la manipulación manual puede presentar riesgos cuando la carga:

  • Es demasiado pesada o grande.
  • Es demasiado voluminosa o difícil de sujetar.
  • Está en equilibrio inestable o su contenido corre el riesgo de desplazarse.
  • Está colocada de tal modo que debe sostenerse o manipularse a distancia del tronco o con torsión o inclinación del mismo.
  • Debido a su aspecto exterior o a su consistencia, pueda ocasionar lesiones al trabajador, en particular en caso de golpe.

Factores de riesgo en relación con el esfuerzo físico necesario: un esfuerzo físico puede entrañar riesgos cuando:

  • Es demasiado importante.
  • No puede realizarse más que por un movimiento de torsión o flexión del tronco.
  • Puede acarrear un movimiento brusco de la carga.
  • Se realiza mientras el cuerpo está en posición inestable.
  • Se trate de elevar o descender la carga con necesidad de modificar el agarre.

Factores de riesgo relativos a las características del medio de trabajo: las características del medio de trabajo pueden aumentar los factores de riesgo cuando:

  • El espacio libre, especialmente vertical, resulte insuficiente para el desarrollo de la actividad.
  • El suelo sea irregular y pueda dar lugar a tropiezos, o resbaladizo por el calzado que lleve el trabajador.
  • La situación o medio de trabajo no permita al trabajador la manipulación manual de cargas a una altura segura y en una postura correcta.
  • El suelo o plano de trabajo presente desniveles que impliquen la manipulación de la carga en niveles diferentes. El suelo o el punto de apoyo sean inestables.
  • La temperatura, humedad o circulación del aire sean inadecuadas.
    La iluminación sea inadecuada.
  • Exista exposición a vibraciones.

Factores de riesgo debidos a las exigencias de la actividad: la actividad puede entrañar riesgos cuando se presenten una o varias de las exigencias siguientes:

  • El espacio libre, especialmente vertical, resulte insuficiente para el desarrollo de la actividad.
  • El suelo sea irregular y pueda dar lugar a tropiezos, o resbaladizo por el calzado que lleve el trabajador.
  • La situación o medio de trabajo no permita al trabajador la manipulación manual de cargas a una altura segura y en una postura correcta.
  • El suelo o plano de trabajo presente desniveles que impliquen la manipulación de la carga en niveles diferentes. El suelo o el punto de apoyo sean inestables.
  • La temperatura, humedad o circulación del aire sean inadecuadas.
    La iluminación sea inadecuada.
  • Exista exposición a vibraciones.

Factores dependientes de los factores individuales de riesgo: constituyen factores individuales de riesgo:

  • La falta de aptitud física para las tareas en cuestión.
  • La inadecuación de las ropas, calzado u otros efectos personales que lleve el trabajador.
  • La insuficiencia o inadaptación de los conocimientos o de la formación.
  • La existencia previa de patología dorsolumbar.

 

Medidas preventivas

Los accidentes y las enfermedades se pueden prevenir eliminando o, al menos, reduciendo los riesgos que entraña la manipulación manual de cargas. Para ello se deben aplicar las medidas que se enumeran a continuación, por orden de prioridad:

    • Eliminación: analizar si se puede evitar la manipulación manual de cargas, por ejemplo, usando equipos eléctricos o mecánicos como cintas transportadoras o carretillas elevadoras;
    • Medidas técnicas: si la manipulación manual de cargas no se puede evitar, se debe considerar el uso de equipos de apoyo, como cabrestantes, carros y equipos neumáticos;
    • Medidas organizativas: si la eliminación o reducción de los riesgos que entraña la manipulación manual de cargas no es posible, se han de aplicar medidas organizativas, como la rotación de los trabajadores y la introducción de pausas lo suficientemente prolongadas;
    • Información sobre los riesgos y las consecuencias negativas para la salud de la manipulación manual de cargas y formación sobre el uso de los equipos y las técnicas de manipulación correctas

 

Algunas recomendaciones:

  • Siempre y cuando sea posible se deberán utilizar ayudas mecánicas.
  • Seguir las indicaciones que aparezcan en el embalaje acerca de los posibles riesgos de la carga (por ejemplo, si la carga es corrosiva). Si no aparecen indicaciones, basta con observar detenidamente la carga (forma, tamaño, puntos peligrosos, puntos de agarre, etc).
  • Solicitar ayuda a otras personas, si el peso de la carga es excesivo o se deben adoptar posturas incómodas durante la manipulación manual de la carga.
  • Tener prevista la ruta de transporte y el punto de destino final del levantamiento.
  • Utilizar la vestimenta, el calzado y los equipos adecuados (nunca sandalias, zapatillas o similares).

 

Si quiere saber mas sobre nuestro software sobre seguridad y salud laboral GOSST le invitamos a descargar nuestro brochure.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.