La señalización es una medida suplementaria y no sustitutoria de las medidas técnicas y organizativas de protección colectiva. Representa una medida útil para advertir de los peligros, reforzar y recordar las normas de comportamiento y las obligaciones frente a las condiciones peligrosas y provocar una reacción que favorezca un comportamiento seguro en la organización.

Cómo hacer uso de la señalización

A la hora de definir y establecer la señalización en la empresa, es necesario tener en cuenta los siguientes puntos:

  • La presencia de la señalización no elimina el riesgo. Lo que hace es informar, advertir, prohibir, u obligar. No desaparece el riesgo, pero hace que los trabajadores sepan de su existencia y actúen en consecuencia.
  • La señalización no excluye la obligación del empresario de utilizar las medidas preventivas. El hecho de que una señal advierta de un peligro no elimina la obligación del empresario de adoptar medidas para disminuir o eliminar ese riesgo.
  • Señalizar no excluye la obligación del empresario de formar a los trabajadores sobre los riesgos de sus funciones y condiciones de trabajo. Esta formación debe incluir nociones sobre la señalización que se emplea, su significado, así como los comportamientos generales y específicos que deben adoptarse en función de estas señales.

 

Principios de la señalización

Los principios básicos para que la señalización cumpla lo mejor posible con la finalidad por la que fue concebida son:

  • Atraer la atención de los implicados en el peligro.
  • Advertir de los peligros con la antelación suficiente.
  • Ser clara y de interpretación única.
  • Disponer de los medios necesarios para cumplirla.
  • Conexión de todas las señales entre sí.
  • Estar de acuerdo con los aspectos legales de normalización.
  • Conservación y renovación de las señales.

 

Pasos para señalizar los lugares de trabajo

A continuación se establecen los pasos para implantar un sistema de señalización en la empresa:

    • Estudiar y agotar las posibilidades de eliminar situaciones de riesgo, mediante el empleo de técnicas de protección colectiva u otras medidas de carácter organizativo.
    • Evaluar en qué medida un determinado tipo de señalización cumple con los requisitos exigibles en cuanto a:
      – Nivel de control y eficacia que proporciona la señal ante la situación de riesgo.
      – Que la señalización seleccionada sea adecuada para los riesgos contra los que debe proteger, sin dar lugar a situaciones equívocas.
      – Evitar que la señalización interfiera en el proceso productivo.
    • Seleccionar y adquirir las señales más adecuadas.
    • Antes de colocar las señales y, para optimizar su acción preventiva, se debe recoger por escrito los siguientes aspectos relacionados con su uso efectivo:
      – Informar a los trabajadores sobre las nuevas señales colocadas en los lugares de trabajo.
      – Formar a los trabajadores para que sepan interpretarlas y actuar de forma correcta.
    • Instalar el sistema de señalización o las nuevas señales, en caso de agregar a las ya existentes.

 

Si quiere saber mas sobre nuestro software sobre seguridad y salud laboral GOSST le invitamos a descargar nuestro brochure.